mardi 1 novembre 2011

Clotaire Saint-Natus, "Cantor de Haití"

El Poeta y decidor haitiano Clotaire Saint-Natus
Ilade: Concierto para la  Isla
Heme aquí
Ciudadanos del mundo, heme aquí
el alma pensante, vibrante de odisea.
Cuán hermoso me veo
en mi pertenencia antillana
insular de interdependencia;

No tengo razón alguna
para buscar en el extranjero
las raíces modificadas de los cromosomas,
puesto que la sed de mi tierra se satisface
hasta la saciedad de mi conciencia criolla
sin habladurías ni florituras

Y propago mi poema, carbonillas de sal
dispersados sobre las fogatas de los crepúsculos
para el conocimiento de la gente y de las cosas
de mi ISLA, a deconstruír;

Haití, Quisqueya o Bohío
sin fronteras
porque mi domicilio es de ISLAS a construir.
Ah! He te aquí mi ISLA
cambiada de alas de palomas con picos palmeados
ah! He te aquí, nimbada de isleidades

Poeta,
levanto mi copa
a la salud de mi Caribe de ISLA
para alcanzar la floración de los cantos de bailes
y la eclosión de ballet de cantos
ofrecidos del sol a las laureles rosadas


UN CHARCO DE MISERIA

Pelotones de palabras
amargas
como hiel de vaca.

Pelotones de palabras amargas
que se juntan en nuestra garganta
y nos ahogan
a fuego lento…

Bridas con diecisiete nudos de rencor
nos callan la boca
y nos convierten en áfonos

Queda en la garganta
el grito de socorro
enlisado
en el charco de miserias.


COMO UN PERRO VAGABUNDO

Esta noche
como un perro sin dueño,
ladro mi revuelta a las estrellas


SOL DEL MEDIODÍA

Nos quema el sol del mediodía
nos embriaga
rodando sobre nuestra cabeza
un cojín de dolor.
Sol persistente
que trenza las llagas
rompe los trapos
afila la punta del cuchillo del hambre
y remueve las entrañas
de los niños esqueléticos
que vagabundean a lo largo de los ferrocarriles.


Citadelle
Si es para usarte por el tiempo
y dejarte navegar, exiliada en el aire
al viento y al sol expuesta
como un centinela solitario
donde se anidan las cornejas
si es para eternizar tu caos de serenidad
en vuelo suspendido de movimiento petrificado
que te han consagrado MARAVILLA
¿en que se meten, Citadelle?

Laferrière!
Eres más que eso.

Eres nuestra masa de Amor
de un cuerpo siempre tendido en gestos amorosos
de nosotros;
eres nuestra tierra erguida
alta y orgullosa
nuestra fortaleza abundante
en bonos de epopeya que se levanta hacia el cielo
nuestra roca dura, ardiente previsión de valentía
el obstáculo de los esclavistas
nuestro guardián
que observa al horizonte, todo en armas
nuestra NACIÓN DE LUZ en las cumbres,
construida con nuestros huesos monumentales.
Citadelle!
Citadelle!


Gobierno del Agua: Marchas al alba

EN HOMENAJE A JACQUES ROUMAIN
POEMA DEL ZAHORÍ SOBRE EL ALTAR DEL MANANTIAL

Desuellan en fuertes silbidos
las nubes desinfladas de la llanura
contra los techos hambrientos de la ciudad.
Atónita, observa la aurora.

En la llanura desnudada,
de pie, toda una ciudad
muere de sed de riego,
jadea sin aliento;
_ desesperación inútil_.

En Fonds Rouge,
la naturaleza está triste,
se hostiga y se lastima.
la noche desvela
las sombrías luces de las estrellas,
caballos tristes,
luna carmesí.

Fonds Rouge,
establo de alfombras polvorientas,
campo empobrecido y desabrido
donde chivos demacrados vienen a pastar
en los maizales deslustrados,
bosquecillos amarillentos de malezas.
Tierra de fuego y de resistencia,
donde germinan zarzas y bayahondas
doquiera, piedras amontonadas,
piedras ocres y pajas llameantes.
¡Oh, sol fuerte y ardiente!

Sobre las ramas desnudas
hasta los nidos hacen sombra
—injusticia a las majaguas—.

Carcomida la cara de los párvulos
—carbones requemados—.
De odio y  de muerte,
delira el pueblo
cuando graznan los cuervos.

Que allá una higuera se llena
de críos de aves cautivos,
¿quién pensaría eso?
Que allá se escaparan
las quejas de un manantial,
las lágrimas de un riachuelo,
muy pocos lo imaginarían.

Y Manuel entendió:
bajo la maldita higuera
se agostaba el manantial
indefenso,
en una tarde límpida y renovada
del crepúsculo deslumbrante.

El sol,
con sus labios primaverales,
asalta el ángelus
en su paso hacia la luna brillante
que se destaca en el poniente.
Y se desaparece la frescura de la noche.
La claridad llega despacio.
Un día se acaba en Fonds Rouge.

He aquí el manantial
que chapotea entre las hojas
generando un remozamiento.
Sonríe el aire
como una Créole enamorada
de pie en la puerta de su cabaña.

En las cumbres del cielo azulado
Se vislumbran las primeras golondrinas;
las hojas verdean,
el primer gozo.

Manuel, tú y tu sombra;
¡Tú y tu sombra, Manuel, en un ángulo recto
a la izquierda del manantial!

Callado, fluye el manantial.
El pueblo se empareja por miedo.
El cielo azulado se abrió
húmedo, imbuido y tierno ante la luz
que renace de los frescos del agua.

¡Qué alba tan fresca para la sangre!
Aún entumecida con sus sueños de agua.
Extasiadas, las alas vuelan
y se exclaman
en la claridad llena de esperanza.
Ver, escuchar, sentir
abrevarse en el manantial
beber hasta las heces
en el espacio azulado.

Ya  se reavivan
las almas acalambradas
Las palmeras apasionarán a las palomas
Los brotes florecidos cautivarán a las avecillas
Las carreteras se empaparán en gotas rojas
y las superficies regadas verdearán;

sus frutas maduras, de penetrante sabor,
se expondrán sobre las ramas.
Los días serán de un lino bien cuidado
y las noches de seda brillante

¡Oh fresco regalo del manantial!
¡Oh manantial del alba!

Sobre Clotaire Saint-Natus
Sin lugar a dudas, Clotaire Saint-Natus es uno de los poetas más prolíficos dentro de Haití en la actualidad. Su producción es abundante y los temas saltan de un peón a otro en el tablero del paisaje colorido de un Haití que intenta reinventar a través de sus escritos. En su poética, encontramos a Clotaire como una mariposa que va posando sobre las flores desde su natal Jérémie por Puerto Príncipe a Fort-Liberté, poniendo de manifiesto las beldades haitianas, ciudad por ciudad. Ya había hecho lo mismo con algunos compatriotas que, a su juicio, se han destacado por sus aportes al país, cantándolos en versos grabados en banda sonora, bajo los títulos de "Al Femenino Plural" y "Al Masculino Plural".

Nace en 1956, hizo sus estudios universitarios en la “Ecole Normale Supérieure”en Puerto Príncipe, Clotaire vive en Pétion-Ville donde articula su quehacer de escritor-traductor con labores sociales. Entre sus títulos publicados, además de los antes mencionados, llaman la atención: Natif Natal, Poémature, Poématoire y Poématique, estos tres últimos con CD incluidos donde el poeta dice los poemas de cada libro. Ha traducido a Gobernadores del Rocío en Creole haitiano al igual que el Acta de la independencia de Haití, el cual ha puesto en banda sonora. Recientemente Clotaire organizó un encuentro de poetas haitianos en Jérémie, ocasión propicia para sembrar en las calles de la conocida, dentro de Haití, como la "Ciudad de los poetas", troncos de poemas que los pasantes fácilmente pueden apreciar durante su paso.

ONÈ RESPÈ
POU
Clotaire Saint-Natus


Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire